miércoles, 17 de noviembre de 2010

Reproducción del caracol manzana

Fotos por cortesia de Iñaki Garcia.

Como nos trajimos de la "Bolsa de Montauban", unos cuantos caracoles manzana, he recordado como los criabamos en su día y he decidido hacer un artículo.

Los caracoles ponen fuera del agua, en el cristal del tanque o en el plástico de la tapa del acuario: las hembras eligen muy bien el sitio, en algunas ocasiones la ponen muy cerca de los tubos fluorescentes,es conveniente no tocar las puestas. Un pequeño truco: pongo sobre la puesta una tapa de paridera sujeta, con los imanes de limpieza de los cristales, a una pared del acuario.
El pH se debe mantener en 7, es importante que no baje de 6,5 ya que se produciría una descalcificación de las conchas. La temperatura ideal está entre los 20 y los 24 ºC, por encima de esta temperatura se les acelera el metabolismo, crecen antes pero también mueren antes, y por debajo de los 20 ºC pasan mucho tiempo quietos encerrados en su concha.
El problema principal que tenemos en la zona de Errenteria es el tipo de agua: es muy blanda y no contiene cal, tan necesaria para la formación de la concha. Una posible solución suele es añadir pastillas como las que se emplean para las tortugas, esto soluciona el problema en parte, pero obliga a comprarlas y a redordar echarlas cada 15 o 20 días. Otra solución es introducir una roca calcárea que aporte los carbonatos que necesitan los caracoles.

Photobucket
Roca calcarea


PhotobucketPhotobucket
Fotos de una puesta


PhotobucketPhotobucket
Puestas al lado de los fluorescentes.


Los huevos tardan en eclosionar entre 2 y 4 semanas. Los caracolillos recién nacidos se pueden trasladar a una tartera con agua del acuario y un poco de Riccia fluitans, en la que proliferan los rotíferos, u otro tipo de planta flotante. Se alimentan de casi todo: artemia, pastillas de fondo, verduras,
lo que se te ocurra.

Photobucket





No hay comentarios:

Publicar un comentario