jueves, 11 de noviembre de 2010

X Bolsa de Montauban

Salseando en el foro del KCF, me enteré que el día 7 de noviembre se celebraba en Montauban, una pequeña ciudad del sur de Francia, cerca de Toulouse, a unas 4 horas de nosotros, un bolsa (mercadillo) acuariofila. Los organizadores son el GAM (Groupe Aqua-terrariophile Montalbanais), y como la sección Pyrénées del KCF, ponia un stand y la sección Aquitaine (a la que pertenece G2K) hacia su reunión en dicha bolsa, allá que nos apuntamos.


Beatriz, Eneko, Davit y yo, fuimos los valientes, que aunque hacía frío y llovía salimos tempranito, hacia allí. Como el viaje fue menos "largo" de lo previsto, llegamos un poco pronto, con lo que pudimos hacer un poco de turismo convencional y desayunar en el pueblo.

De turismo:

Turismo 3Turismo 4


Desayunamos, en un local árabe, con te a la menta y diversos dulces que preparan.

Tomando el Te


El mercadillo se celebra en una sala polivalente, en la que se pueden celebrar todo tipo de actos. Una vez dieron las 10 de la mañana, ordenadamente, a pesar de que habia bastante gente afuera esperando, fuimos entrando, los puestos vendían desde ranas flecha pasando por plantas, multitud de corales y otros invertebrados marinos, peces marinos o agua dulce, caracoles, material de todo tipo y un largo etcétera.

Exterior de la bolsa:

Afueras de la Bolsa




Vista panoramica del interior:



Stand del GAM

Stand GAM 1


Nos encontramos con Mickael y su familia, y como no a Samuel y a otro montón de conocidos habituales en estas reuniones.

Davit y Bea charlando

Samuel Coatrieaux, Mickael Penaud, charlando con Pascal Lakermi, gran criador de killis:

Sam y Pascal

La zona de esquejes coralinos, era estupenda en cantidad, variedad y precios:

Esqujes marino

El stand del KCF, donde pudimos saludar a Stephan Bersillon, Laetitia y compañía, decir que me dieron un tirón de orejas por no haber ido este año al congreso francés, pero que se le va ha hacer:


Stand KCF 2


La verdad, es que el día dio para bastante, hacer compras, comer en un indio y pasear y pasear alrededor de los puestos. La pena es que los días se acaban y sobre las 17 horas que cerraban nos volvimos, pensando ya en la del año que viene.





No hay comentarios:

Publicar un comentario