domingo, 13 de diciembre de 2009

Fogosidad sexual en el género Nothobranchius

Artçiculo de Giuseppe Amato(AIK), traducido y extraido de su web.

¿Quién no se ha encontrado nunca delante de los killis con una hembra con las aletas mordisqueadas y atosigada todo el rato por los machos?, esto podría sorprender mucho a los neófitos en killifília y llevar a momentos de desconcierto, después del gran entusiasmo del principio. Quizás en el género Nothobranchius, en esta especie en particular, esta agresividad sea más llamativa, motivada por el empuje para la reproducción, con lo cual se acentúe el problema y sea más difícil de manejar.
Primero hay que comentar que el problema es mayor cuando esta fogosidad se centra solamente en alguna de las hembras, sobre todo si están en minoría frente a los machos, con los efectos negativos que eso conlleva. Abrumadas y asaltadas, se les empezara a ver la aletas deshilachadas y a salirles ulceras en la piel, en estas situaciones se encuentran en desventaja en cuanto a alimentarse se refiere, disminuye la producción de huevos y se expone más aún a posibles enfermedades.
¿A qué se debe esta fogosidad sexual?
El que estudia biología, sabe de la estabilidad de cada biotopo natural, los grupos de una especie que habitan en el biotopo tienen siempre una jerarquía de dominación entre los individuos. Esto sucede en la naturaleza, desafortunadamente estas condiciones no son nunca reproducibles, en un acuario, de manera perfecta, en este caso, las hembras, que son mas pequeñas, reciben las mayores consecuencias. El problema se incrementa cuando el número de machos es superior a las hembras, ya que estos llegan antes a la madurez sexual, y tan pronto estén maduros sexualmente, comparándolos con las hembras, que aún no están maduras, las empezarán a atosigar, molestar y estresar continuamente, con sus intentos de reproducción. El mejor método para eliminar el problema, el método que da mejores resultados, es separar los machos de las hembras nada más sean apreciables las características de su sexo y de esta forma mantenerlos separados hasta que ambos lleguen hasta su desarrollo completo y a la madurez sexual. De esta manera todos los individuos tienen las mismas oportunidades para alimentarse, sin tener que defenderse de los continuos ataques de los más fuertes, de esta forma, cuando se vuelva a juntar al grupo los desequilibrios internos y los problemas serán menores y las pérdidas de peces disminuirán. Al mismo tiempo tendremos que acordarnos siempre de observar los otros parámetros (calidad del agua, de la cantidad y de la calidad del alimento). Con estas pequeñas atenciones los peces estarán mejor y aumentará, por lo tanto, también la producción de huevos.
¿A que es debida esta disparidad?, en muchos casos se debe a la ley de la selección natural, solamente pequeñas diferencias de tiempo entre un nacimiento y otro, puede convertirse en una diferencia terrible, y en la naturaleza tienden a ser los mas grandes y fuertes, escapando mejor de sus depredadores. En nuestro caso como no tienen que defenderse del ataque de sus depredadores usan esa fuerza para alimentarse mejor.
Este artículo es una reflexión simple hecha de las experiencias personales que voy teniendo y sobre todo de observar. Hay muchos casos en los cuales los machos y las hembras, llegan juntos a la madurez sexual y eso no es ningún problema. Desde mi experiencia personal sé que hay algunos casos “más problemáticos”, especies que son muy agresivas hacia sus compañeros, Nothobranchius patrizii y eggersi “rojo”.

Notho. Eggersi "utete" foto de Hristo Hristov


Para concluir deseo recordar algunos conceptos:
.-Primero ese aumento de agresividad depende mucho de nosotros, del espacio ofrecido a nuestros peces (desde pequeños) y de la alimentación. Cada animal tiene una necesidad diferente, en lo referente al peso del cuerpo y a la actividad diaria, el cantidad mínima de calorías que de consumir, varia. Debajo este umbral el animal estará desnutrido y vendrán problemas más serios como el anorexia, esterilidad, sub-revelado, la exposición a las enfermedades irá en incremento. El valor mínimo de las calorías a absorber garantizará lo mínimo necesario para la supervivencia del individuo. Este valor tendría que ser excedido siempre en caso de los Nothobranchius ya que tienen un metabolismo extremadamente rápido. Por lo tanto podremos solamente tener buenas satisfacciones en términos de número de huevos y salud, siempre y cuando alimentemos bien a los individuos.
.-Segundo: no hay que subestimar el origen de nuestros peces que podrían incluso todavía tener comportamientos salvajes (F1, F2) y porque no ¡… también los peces son seres vivos… y como tal cada uno es diferente de los otros! ¡Como entre los hombres hay quién mata y usa el crimen, también entre los peces, sobretodo en cautiverio donde las condiciones son forzosamente artificiales, los comportamientos pueden ser agresivos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario